archivo

Archivo de la etiqueta: Microsoft

Este es el noveno artículo que publico con la evolución en el uso de navegadores y sistemas operativos utilizando como referencia sitios web españoles dirigidos a un público general que tienen un importante número de visitas como para que los resultados obtenidos con las métricas de Google Analytics sean lo suficientemente representativos.

Hasta hace un año mostraba los datos de dos sitios web, desde entonces solo muestro los datos de uno de ellos, ante la ausencia de estadísticas fiables del otro.

En este artículo, se muestran los resultados recogidos entre el 30/06/2012 y el 31/12/2012 y se comparan con los resultados informados en los ocho artículos anteriores (aparecen entre paréntesis, en orden cronológico de más reciente a menos reciente).

Como conclusiones más significativas, señalar las siguientes:

1) Internet Explorer está a punto de perder su hegemonía, como ya se presagiaba en las mediciones anteriores. Sigue cayendo 7 puntos al semestre, a la vez que Chrome sigue en ascenso. Desde mi punto de vista, ya veremos si acierto o no, tanto la caída de Explorer como el ascenso de Chrome no serán tan acentuados como ahora, si bien, todo hace indicar que en la siguiente medición el navegador de Google será el más utilizado.

2) Resulta significativo observar como incluso jugando en casa (Windows), Explorer sigue perdiendo cuota con respecto a Chrome, hasta tal punto que, de igual forma a las estadísticas generales, resultaría una sorpresa encontrarnos dentro de seis meses con que el navegador de Microsoft sigue siendo el más utilizado en su sistema operativo.

3) El uso de Safari sigue creciendo, en parte por el auge de los accesos al sitio web de referencia vía dispositivos móviles.

4) Windows sigue siendo el gran dominador de los sistemas operativos, pero su caída semestral cada vez es más significativa, en esta medición ha caído seis puntos, por cuatro y dos puntos respectivamente los dos semestres anteriores. ¿Quién se va quedando con lo que pierde el gigante de Redmond? Pues los sistemas operativos de Apple y Android. El uso de Linux (quitando Android) sigue siendo testimonial.

Navegadores.

– Internet Explorer: 30,85% (37’73%) (45’56%) (52’21%) (58%) (62’19%) (69’06%) (72′08%) (74′71%)
– Chrome: 29,63% (25’52%) (19’92%) (14’37%) (10’07%) (6’15%) (3’43%) (1′69%) (0′71%)
– Firefox: 20’82% (24’51%) (25’52%) (27’22%) (27’3%) (27’69%) (24’27%) (23′7%) (22′47%)
– Safari: 9’41% (7’31%) (5’92%) (4’93%) (3’66%) (2’85%) (2’22%) (1′73%) (1′45%)
– Android Browser: 7’53% (3’54%) (1’72%)
– Opera: 0’62% (0’58%) (0’52%) (0’59%) (0’51%) (0’69%) (0’67%) (0′54%) (0′43%)

Sistema Operativo.

– Windows: 78’21% (84’74%) (88’25%) (90’98%) (92’97%) (93’57%) (94’93%) (95′58%) (96′3%)
– Android: 8% (3’67%) (1’80%) (0’50%) (0’18%) (0’05%)
– iOS: 6’48% (0’63%)
– Macintosh: 4’58% (4’54%) (4’41%) (4’20%) (3’46%) (3’34%) (2’91%) (2′46%) (2′19%)
– Linux: 1’95% (2’35%) (2’06%) (2’29%) (2’12%) (2’50%) (1’68%) (1′66%) (1′34%)
– BlackBerry OS: 0’27% (0’24%) (0’14%) (0’09%) (0’06%)
– Symbian OS: 0’20% (0’22%) (0’32%) (0’21%) (0’17%) (0’11%)

Combinación Navegador + Sistema Operativo.

– Internet Explorer + Windows: 30’69% (37’68%) (45’56%) (52’20%) (58%) (62’19%) (69’06%) (72′07%) (74′7%)
– Chrome + Windows: 28’26% (24’63%) (19’18%) (13’82%) (9’68%) (5’93%) (3’4%) (1′69%)
– Firefox + Windows: 18’35% (21’54%) (22’66%) (23’89%) (24’41%) (24’39%) (21’62%) (21′12%) (20′24%)
– Android Browser + Android: 7’53% (3’54%) 1’72%
– Safari + iOS: 5’81% (0’58%)
– Safari + Macintosh: 3’02% (3%) (2’82%) (2’75%) (2’18%) (2’05%) (1’73%) (1′43%) (1′22%)
– Firefox + Linux: 1’51% (1’96%) (1’77%) (2’16%) (1’79%) (2’14%) (1’47%) (1′55%) (1′23%)
– Firefox + Macintosh: 0’90% (0’98%) (1’08%) (1’15%) (1’09%)
– Chrome + Macintosh: 0’65% (0’54%) (0’49%) (0’29%)
– Opera + Windows: 0’45% (0’49%) (0’45%) (0’54%) (0’47%)
– Chrome + Linux: 0’39% (0’33%) (0’25%) (0’27%) (0’22%)
– Safari + Windows: 0’23% (0’25%) (0’26%) (0’41%) (0’35%)

Anuncios

Este es el octavo artículo que publico con la evolución en el uso de navegadores y sistemas operativos utilizando como referencia sitios web españoles dirigidos a un público general que tienen un importante número de visitas como para que los resultados obtenidos con las métricas de Google Analytics sean lo suficientemente representativos.

En artículos anteriores mostraba los datos de dos sitios web, en este caso solo voy a mostrar los datos de uno de ellos (el que en los artículos anteriores lo nombraba como sitio web 2) ya que no he conseguido acceso a estadísticas fiables del otro.

Sigo publicando estas estadísticas porque creo que es interesante ver la evolución que va teniendo el uso de los distintos navegadores y sistemas operativos.

El primer artículo fue publicado el 12 de enero de 2009 y contiene los datos entre el 30/06/2008 y el 31/12/2008. El segundo artículo fue publicado el 22 de julio de 2009 y contiene los datos entre el 01/01/2009 y el 30/06/2009. El tercer artículo fue publicado el 26 de enero de 2010 y contiene los datos entre el 30/06/2009 y el 31/12/2009. El cuarto artículo fue publicado el 31 de julio de 2010 y contiene los datos entre el 01/01/2010 y el 30/06/2010. El quinto artículo fue publicado el 11 de enero de 2011 y contiene los datos entre el 30/06/2010 y el 31/12/2010. El sexto artículo fue publicado el 11 de julio de 2011 y contiene los datos entre el 01/01/2011 y el 30/06/2011. El séptimo artículo fue publicado el 5 de enero de 2012 y contiene los datos entre el 30/06/2011 y el 31/12/2011.

En este artículo, se muestran los resultados recogidos entre el 01/01/2012 y el 30/06/2012 y se comparan con los resultados informados en los siete artículos anteriores (aparecen entre paréntesis, en orden cronológico de más reciente a menos reciente).

Como conclusiones más significativas, señalar las siguientes:

1) La trayectoria descendente en el uso de Internet Explorer sigue siendo más o menos lineal si bien en este último semestre ha caído a casi ocho puntos (algo por encima de entre los seis y los siete puntos que solía caer al semestre).

En el artículo anterior en el que analizaba estas estadísticas comentaba que de seguir así era posible que en dos o tres años Microsoft perdiera la hegemonía en los navegadores.

Con estos nuevos datos si Internet Explorer y Chrome siguen con su tendencia en el plazo de un año (o tal vez menos) nos encontremos con que la hegemonía de Microsoft en los navegadores es historia.

Como podemos ver en las estadísticas de Navegador + Sistema Operativo son los mismos usuarios de Windows los que están estableciendo esa tendencia.

2) La pérdida de cuota de Internet Explorer la recogen principalmente Chrome (5’5 puntos) y Safari (1’5 puntos). Firefox sigue con su suave trayectoria descendente.

3) En cuanto a los sistemas operativos, Windows sigue siendo el dominador si bien este semestre ha caído aproximadamente lo que solía caer en un año completo. En cualquier caso su cuota sigue siendo aplastante. Resulta interesante la cuota que alcanzan los sistemas operativos de Apple, la suma de las mismas es del 8’55% del total situándose como la segunda opción.

Sitio web

Navegadores.

– Internet Explorer: 37’73% (45’56%) (52’21%) (58%) (62’19%) (69’06%) (72′08%) (74′71%)
– Chrome: 25’52% (19’92%) (14’37%) (10’07%) (6’15%) (3’43%) (1′69%) (0′71%)
– Firefox: 24’51% (25’52%) (27’22%) (27’3%) (27’69%) (24’27%) (23′7%) (22′47%)
– Safari: 7’31% (5’92%) (4’93%) (3’66%) (2’85%) (2’22%) (1′73%) (1′45%)
– Android Browser: 3’54% (1’72%)
– Opera: 0’58% (0’52%) (0’59%) (0’51%) (0’69%) (0’67%) (0′54%) (0′43%)

Sistema Operativo.

– Windows: 84’74% (88’25%) (90’98%) (92’97%) (93’57%) (94’93%) (95′58%) (96′3%)
– Macintosh: 4’54% (4’41%) (4’20%) (3’46%) (3’34%) (2’91%) (2′46%) (2′19%)
– Android: 3’67% (1’80%) (0’50%) (0’18%) (0’05%)
– Linux: 2’35% (2’06%) (2’29%) (2’12%) (2’50%) (1’68%) (1′66%) (1′34%)
– iPhone: 1’45% (1’56%) (0’86%) (0’59%) (0’28%)
– iPad: 1’93% (1’16%) (0’48%) (0’24%)
– iOS: 0’63%
– BlackBerry OS: 0’24% (0’14%) (0’09%) (0’06%)
– Symbian OS: 0’22% (0’32%) (0’21%) (0’17%) (0’11%)

Combinación Navegador + Sistema Operativo.

– Internet Explorer + Windows: 37’68% (45’56%) (52’20%) (58%) (62’19%) (69’06%) (72′07%) (74′7%)
– Chrome + Windows: 24’63% (19’18%) (13’82%) (9’68%) (5’93%) (3’4%) (1′69%)
– Firefox + Windows: 21’54% (22’66%) (23’89%) (24’41%) (24’39%) (21’62%) (21′12%) (20′24%)
– Android Browser + Android: (3’54%) 1’72%
– Safari + Macintosh: 3% (2’82%) (2’75%) (2’18%) (2’05%) (1’73%) (1′43%) (1′22%)
– Firefox + Linux: 1’96% (1’77%) (2’16%) (1’79%) (2’14%) (1’47%) (1′55%) (1′23%)
– Safari + iPhone: 1’32% (1’43%) (0’79%) (0’53%)
– Safari + iPad: 1’81% (1’12%) (0’46%)
– Safari + iOS: 0’58%
– Firefox + Macintosh: 0’98% (1’08%) (1’15%) (1’09%)
– Chrome + Macintosh: 0’54% (0’49%) (0’29%)
– Opera + Windows: 0’49% (0’45%) (0’54%) (0’47%)
– Safari + Windows: 0’25% (0’26%) (0’41%) (0’35%)
– Chrome + Linux: 0’33% (0’25%) (0’27%) (0’22%)

Otras de las decisiones importantes que tuvo que tomar Jobs tras su vuelta fue la de intentar convencer a Microsoft para que continuase produciendo Microsoft Office para la plataforma Apple.

La cuota de mercado de los productos de Apple era poco significativa en relación a la de los PCs y no terminaba de ser suficientemente rentable seguir pensando en esa plataforma.

Se puede tener un gran hardware y un gran sistema operativo pero los usuarios realizan sus trabajos y tareas a través de aplicaciones y Apple no podía permitirse que la suite ofimática más importante (y más en 1997) quedase descontinuada en sus productos.

Jobs consiguió convencer a Gates, con el que tuvo conversaciones para cerrar el acuerdo hasta horas antes de presentar el mismo en el MacWorld de Boston en 1997.

Finalmente se llegó al acuerdo de que Microsoft seguiría desarrollando software para Apple y además se comprometía a invertir 150 millones de dolares en la compañía (en términos económicos para los números que manejan este tipo de empresas se trataba de una inversión simbólica, pero que venía a decir a los usuarios y al mercado que Microsoft se comprometía con Apple y que este acuerdo miraba más allá del corto plazo).

Bill Gates tuvo la oportunidad de hacerle un daño a Apple del que desconozco si se podría haber recuperado (con Jobs todo es posible), sin embargo no lo hizo. Es cierto que el acuerdo también fue ventajoso para Microsoft pero perfectamente podría haber prescindido de él.

Ahora bien, tengo serias dudas de que Jobs hubiera ayudado a Microsoft si las circunstancias hubieran sido al revés.

El mérito de Jobs fue tragarse su orgullo y entender que en esos momentos las necesidades de Apple estaban por encima de las suyas (no siempre un empresario o cualquiera de nosotros en nuestro trabajo terminamos por dejar que lo más conveniente venza a nuestro orgullo). Es cierto que tanto en el pasado como en el futuro, puso Jobs su orgullo por delante, pero las condiciones eran distintas, tenía en la mayoría de los casos margen de maniobra para elegir otras alternativas.

La relación entre Jobs y Gates tuvo sus altibajos, tenían una personalidad muy diferente y muy distinta forma de concebir los productos.

Jobs defendía la unión entre hardware y software como estrategia para el desarrollo de productos de máxima calidad, Gates desarrollaba software para diferentes plataformas. Jobs defendía la calidad absoluta en los productos que sacaba al mercado, Gates defendía la practicidad.

A esto hay que sumarle que Gates nunca terminó de asumir muy bien que Jobs fuera considerado un visionario y un gurú del mundo de la tecnología cuando ni siquiera sabía programar y Jobs tampoco terminó de asumir muy bien que una persona con el perfil técnico de Gates se le considerase un genio del mundo de los negocios.

Al final, estas dos grandes figuras del mundo de la informática, ambos nacidos en 1955, tenían una buena relación y un gran respeto entre ambos, independientemente de la rivalidad que pudiera existir entre sus empresas (o incluso entre sus figuras).

Steve Jobs no se equivocaba cuando comentó que: “Nuestra creencia es que si seguimos poniendo grandes productos frente a los clientes, estos seguirán a abriendo sus billeteras”.

Además de las incontestables cifras de venta de Apple y de sus rotundos éxitos continuados, hay otro hecho objetivo y es que la capitalización bursátil de Apple supera a la que tienen Google y Microsoft juntos.

La estrategia es simple: Este tipo de beneficio tan rotundo viene a través de la calidad del producto y de la experiencia de usuario (y cumplimiento de sus expectativas) y no a través de otras políticas (productos de menos calidad a menor precio).

Con esas otras políticas también se puede ganar dinero, pero la competencia en ese segmento es mucho mayor y los márgenes de beneficio menores, ya que ante productos de calidad similar decidirá el precio en la mayoría de los casos.

En el desarrollo de software, existe una mediocridad (y tal vez sea incluso generoso con este apelativo) generalizada, basada en productos software de mala calidad que se encuentran alejados de las expectativas del usuario y obtenidos en un contexto de desgaste en los proyectos entre cliente y proveedor.

En este mundo que entre todos hemos creado, se ha convertido el precio en el elemento que marca la diferencia, lo que a su vez repercutirá con el paso del tiempo en una reducción de ese estándar de calidad y en consecuencia de la visión que tiene el mercado respecto de nuestros trabajos.

Quien haya trabajado en proyectos de desarrollo de software y sepa la problemática real de los mismos no se plantea tanto los hitos económicos como el nivel de calidad del producto porque sabrá que al final un producto de calidad deficiente terminará costando muchísimo más dinero que uno de gran calidad (y no solo por el coste directo del mismo, sino también por el impacto que tiene en la producción la utilización de un producto ineficiente y con errores).

Lenta desaparición, creo que esa es una de las frases más acertadas para describir la situación de Internet Explorer 6.

Lenta porque su caída tiende a desacelerarse, algo que tiene una cierta lógica con el hecho de que existen organizaciones que presentan complicaciones a la hora de migrar de versión oficial de navegador (la solución no es, establezco una nueva versión de navegador como oficial y quito Internet Explorer 6, ya que pueden dejar de funcionar aplicaciones desarrolladas específicamente teniendo en cuenta esa versión de navegador) y se necesitará todavía tiempo para que muchas de ellas dejen de utlizarlo.

Desaparición porque su uso terminará siendo residual, de hecho cada vez estamos más cerca de ello.

A continuación se presentan las estadísticas de dos sitios web en español con un número representativo de visitas que se toman como base para obtener estos resultados, sin paréntesis se encuentran las cifras correspondientes al semestre comprendido entre el 30/06/2011 y el 31/12/2011, en paréntesis y en orden de más próximo a más lejos, los datos del resto de semestres.

Sitio web 1:

Reparto del uso de los navegadores de la familia Internet Explorer:

Internet Explorer 8: 61’49% (64’64%) (58’43%) (35’30%) (10’28%) (1’41%) (0’14%)
Internet Explorer 7: 17’51% (21’07%) (25’57%) (40’79%) (57’61%) (58’01%) (51’23%)
Internet Explorer 9: 14’01% (2’99%) (0’14%)
Internet Explorer 6: 6’99% (15’84%) (23’89%) (32’11%) (40’51%) (48’45%)

Valores absolutos del uso de los navegadores de la familia Internet Explorer:

– Internet Explorer 8: 31’15% (37’32%) (37’12%) (24’49%) (7’59%) (1’09%) (0’11%)
– Firefox: 24’18% (25’05%) (24’37%) (23’04%) (21’06%) (19′40%) (16′16%)
– Chrome: 18’67% (13’13%) (8’87%) (5’13%) (2’93%) (1′50%) (0′48%)
– Internet Explorer 7: 8’87% (12’16%) (16’24%) (28’30%) (42’53%) (44’82%) (41’91%)
– Internet Explorer 9: 7’10% (1’73%) (0’09%)
– Safari: 4’30% (3’20%) (2’54%) (1’79%) (1,45%) (1′13%) (0′87%)
– Internet Explorer 6: 3’54% (6’51%) (10’06%) (16’57%) (23’71) (31’30%) (39’64%)
– Android Browser: 1’12%
– Opera: 0’38% (0.39%) (0’38%) (0’35%) (0’44%) (0′44%) (0′41%)

Sitio web 2:

Reparto del uso de los navegadores de la familia Internet Explorer:

Internet Explorer 8: 60’70% (67’78%) (62’67%) (41’51%) (11’43%) (1’57%) (0’17%)
Internet Explorer 7: 15’93% (19’69%) (24’13%) (38’83%) (60’47%) (61’82%) (56’85%)
Internet Explorer 6: 5’44% (8’92%) (12’97%) (19’64%) (28’05%) (36’54%) (42’86%)
Internet Explorer 9: 17’92% (3’39%)

Valores absolutos del uso de los navegadores de la familia Internet Explorer:

– Internet Explorer 8: 27’65% (35’39%) (36’35%) (25’82%) (7’89%) (1’13%) (0’13%)
– Firefox: 25’52% (27’22%) (27’3%) (27’69%) (24’27%) (23′7%) (22′47%)
– Chrome: 19’92% (14’37%) (10’07%) (6’15%) (3’43%) (1′69%) (0′71%)
– Internet Explorer 9: 8’16% (1’87%) (0’12%)
– Internet Explorer 7: 7’26% (10’28%) (14%) (24’15%) (41’76%) (44’56%) (42’47%)
– Safari: 5’92% (4’93%) (3’66%) (2’85%) (2’22%) (1′73%) (1′45%)
– Internet Explorer 6: 2’48% (4’66%) (7’52%) (12’21%) (19’37%) (26’33%) (32’02%)
– Android Browser: 1’72%
– Opera: 0’52% (0’59%) (0’51%) (0’69%) (0’67%) (0′54%) (0′43%)

Este es el séptimo artículo que publico con la evolución en el uso de navegadores y sistemas operativos en dos sitios web españoles dirigidos al público general, que tienen un importante número de visitas como para que los resultados obtenidos con las métricas de Google Analytics sean lo suficientemente representativos.

El primer artículo fue publicado el 12 de enero de 2009 y contiene los datos entre el 30/06/2008 y el 31/12/2008. El segundo artículo fue publicado el 22 de julio de 2009 y contiene los datos entre el 01/01/2009 y el 30/06/2009. El tercer artículo fue publicado el 26 de enero de 2010 y contiene los datos entre el 30/06/2009 y el 31/12/2009. El cuarto artículo fue publicado el 31 de julio de 2010 y contiene los datos entre el 01/01/2010 y el 30/06/2010. El quinto artículo fue publicado el 11 de enero de 2011 y contiene los datos entre el 30/06/2010 y el 31/12/2010. El sexto artículo fue publicado el 11 de julio de 2011 y contiene los datos entre el 01/01/2011 y el 30/06/2011

En este artículo, se muestran los resultados recogidos entre el 30/06/2011 y el 31/12/2011 y se comparan con los resultados informados en los seis artículos anteriores (aparecen entre paréntesis, en orden cronológico de más reciente a menos reciente).

Como conclusiones más significativas, señalar las siguientes:

1) La trayectoria descendente en el uso de Internet Explorer es continua y se sitúa entre los seis y los siete puntos puntos al semestre. En niveles anuales teniendo en cuenta la trayectoria de períodos precedentes la caída se sitúa en torno a los trece puntos anuales.

La caída es continua y sostenida, lo que ha permitido ir acertando en las previsiones realizadas en artículos anteriores, hace un año era previsible que el uso de Explorer se situase alrededor del 50% o por debajo (pérdida de la mayoría absoluta) y así ha sido.

Esta caída que no consiguen frenar debería ser preocupante para Microsoft porque de seguir esto así es posible que en dos o tres años pierdan su hegemonía en los navegadores.

2) La pérdida de cuota de Internet Explorer se la han llevado principalmente Chrome con un crecimiento semestral en torno a los 5 puntos (ligeramente superior al del anterior semestre) y el aumento en el uso de Safari, con un crecimiento de alrededor de 1 punto (también ligeramente superior al anterior semestre). Tanto Firefox como Opera mantienen los porcentajes de semestres precedentes, si bien existe una ligera tendencia a la baja en el uso de Firefox, confirmándose de esta forma, pese a que todavía conserva una cuota de uso superior a Chrome que los usuarios prefieren esta alternativa a Firefox, sobre todo aquellos que van abandonando Internet Explorer.

3) En cuanto a los sistemas operativos, Windows es el claro dominador y pese mantiene un descenso similar al anterior semestre (entre 1’2 y 2 puntos) su hegemonía sigue siendo aplastante.

Mac y los sistemas operativos para terminales móviles siguen su tendencia al alza, sobre todo estos últimos, lo que da una idea de la redirección de una parte importante del tráfico a dispositivos smarphones o tablets (incluso para acceder a páginas web a través de ellos).

Los sistemas operativos de la familia Linux (quitando Android) siguen (aunque con una ligera caída) con niveles parecidos a los de semestres anteriores, esto da a entender que los que abandonan Windows tienden a elegir a Mac como primera opción.

Sitio web 1:

Navegadores.

– Internet Explorer: 50’66% (57’73%) (63’53%) (69’38%) (73’83%) (77′27%) (81′81%)
– Firefox: 24’18% (25’05%) (24’37%) (23’04%) (21’06%) (19′40%) (16′16%)
– Chrome: 18’67% (13’13%) (8’87%) (5’13%) (2’93%) (1′50%) (0′48%)
– Safari: 4’30% (3’20%) (2’54%) (1’79%) (1,45%) (1′13%) (0′87%)
– Android Browser: 1,12%
– Opera: 0’38% (0’39%) (0’38%) (0’35%) (0’44%) (0′44%) (0′41%)

Sistema Operativo.

– Windows: 91’34% (93’65%) (94’89%) (95’84%) (96’57%) (96′94%) (97′52%)
– Macintosh: 3’32% (2’98%) (2’55%) (2’12%) (1’83%) (1′65%) (1′37%)
– Linux: 1’70% (1’95%) (1’66%) (1’65%) (1’29%) (1′22%) (1′02%)
– Android: 1’16% (0’27%) (0’09%) (0’03%)
– iPhone: 1’11% (0’52%) (0’38%) (0’19%)
– iPad: 0’74% (0’26%) (0’11%)
– Symbian OS: 0’26% (0’13%) (0’11%) (0’06%)
– BlackBerry OS: 0’12% (0’07%) (0’05%)

Combinación Navegador + Sistema Operativo.

– Internet Explorer + Windows: 50’65% (57’73%) (63’53%) (69’38%) (73’83%) (77′27%) (81′80%)
– Firefox + Windows: 21’84 (22’47%) (22’14%) (20’87%) (19’19%) (17′61%) (14′69%)
– Chrome + Windows: 18’13% (12’74%) (8’57%) (4’99%) (2’91%) (1′50%)
– Safari + Macintosh: 2’11% (1’91%) (1’58%) (1’27%) (1’07%) (0′92%) (0′72%)
– Firefox + Linux: 1’48% (1’73%) (1’44%) (1’40%) (1’12%) (1′06%) (0′84%)
– Android Browser + Android: 1’12%
– Safari + iPhone: 1’02% (0’48%) (0’35%)
– Firefox + Macintosh: 0’85% (0’84%) (0’79%)
– Safari + iPad: 0’72% (0’25%)
– Chrome + Macintosh: 0’35% (0’21%)
– Opera + Windows: 0’33 (0’35%) (0’34%)
– Safari + Windows: 0’22% (0’26%) (0’26%)
– Chrome + Linux: 0’17% (0’17%)

Sitio web 2:

Navegadores.

– Internet Explorer: 45’56% (52’21%) (58%) (62’19%) (69’06%) (72′08%) (74′71%)
– Firefox: 25’52% (27’22%) (27’3%) (27’69%) (24’27%) (23′7%) (22′47%)
– Chrome: 19’92% (14’37%) (10’07%) (6’15%) (3’43%) (1′69%) (0′71%)
– Safari: 5’92% (4’93%) (3’66%) (2’85%) (2’22%) (1′73%) (1′45%)
– Android Browser: 1’72%
– Opera: 0’52% (0’59%) (0’51%) (0’69%) (0’67%) (0′54%) (0′43%)

Sistema Operativo.

– Windows: 88’25% (90’98%) (92’97%) (93’57%) (94’93%) (95′58%) (96′3%)
– Macintosh: 4’41% (4’20%) (3’46%) (3’34%) (2’91%) (2′46%) (2′19%)
– Linux: 2’06% (2’29%) (2’12%) (2’50%) (1’68%) (1′66%) (1′34%)
– Android: 1’80% (0’50%) (0’18%) (0’05%)
– iPhone: 1’56% (0’86%) (0’59%) (0’28%)
– iPad: 1’16% (0’48%) (0’24%)
– Symbian OS: 0’32% (0’21%) (0’17%) (0’11%)
– BlackBerry OS: 0’14% (0’09%) (0’06%)

Combinación Navegador + Sistema Operativo.

– Internet Explorer + Windows: 45’56% (52’20%) (58%) (62’19%) (69’06%) (72′07%) (74′7%)
– Firefox + Windows: 22’66% (23’89%) (24’41%) (24’39%) (21’62%) (21′12%) (20′24%)
– Chrome + Windows: 19’18% (13’82%) (9’68%) (5’93%) (3’4%) (1′69%)
– Safari + Macintosh: 2’82% (2’75%) (2’18%) (2’05%) (1’73%) (1′43%) (1′22%)
– Firefox + Linux: 1’77% (2’16%) (1’79%) (2’14%) (1’47%) (1′55%) (1′23%)
– Android Browser + Android: 1’72%
– Safari + iPhone: 1’43% (0’79%) (0’53%)
– Safari + iPad: 1’12% (0’46%)
– Firefox + Macintosh: 1’08% (1’15%) (1’09%)
– Chrome + Macintosh: 0’49% (0’29%)
– Opera + Windows: 0’45% (0’54%) (0’47%)
– Safari + Windows: 0’26% (0’41%) (0’35%)
– Chrome + Linux: 0’25% (0’27%) (0’22%)

Scott Guthrie es vicepresidente de la división de desarrollo de Microsoft, algo que tiene bastante mérito para una persona que tiene en la actualidad 36 años. Además fue, junto a Mark Anders, el creador de ASP.NET.

Guthrie, realiza la siguiente reflexión (traducción libre):” Los programadores por naturaleza están enamorados de la tecnología. Esto es una fortaleza cuando se abandonan viejas, ineficientes soluciones y se adoptan otras nuevas que son más eficientes. Sin embargo es una debilidad cuando las nuevas herramientas software llegan más rápido que nuestra capacidad de utilizarlas efectivamente y perdemos demasiado tiempo en el lado equivocado de sus curvas de aprendizaje”.

¿Es esta visión incompatible con ser un early adopter? No siempre y cuando, la elección de la tecnología sea correcta y se haga con cabeza. Adoptar nuevas tecnologías en el desarrollo de software sin un plan lleva consigo mucho riesgo (no se puede entrar un carrusel sin sentido de aprendizaje de nuevas tecnologías), como también lo es quedarse estancado en el uso de determinadas soluciones obviando la aparición de otras que pueden proporcionar una ventaja competitiva y unos mejores resultados en los proyectos.

Considero importante que los desarrolladores de una organización sean especialistas en la tecnología utilizada mayoritariamente en los proyectos en los que participa la misma, ya que les permitirá ser más eficientes, productivos y obtener software de más calidad, por ese motivo la irrupción de nuevas soluciones debe ser controlada y hacerse desde la perspectiva del beneficio que proporciona la nueva tecnología, para ello se ha debido reflexionar previamente sobre sus pros y sus contras y en algunos casos sería recomendable incluso realizar proyectos piloto para calibrar su impacto.