Charles Eames. Los detalles hacen el producto

El principio de Pareto no suele fallar, el 80% del objetivo se consigue con el 20% del esfuerzo. Saber donde parar es importante, no solo por el ahorro económico sino también por la propia calidad del producto.

En cualquier caso, el producto final que satisface las expectativas del usuario estará por encima de ese 80% y ahí es donde el peso de los detalles crece exponencialmente.

Y si algo tiene el desarrollo de software son detalles, si algo marca la diferencia son los detalles. Un solo detalle, una sola instrucción mal codificada puede dar al traste con la implantación de un sistema en los plazos marcados y esto puede suponer mucho dinero y pérdida de confianza.

Charles Eames, en otro campo donde los detalles son importantes, como la arquitectura y el diseño, tuvo un gran acierto con la siguiente reflexión, perfectamente aplicable al desarrollo de software y a otros muchos ámbitos: “Los detalles son los detalles. Ellos hacen el producto”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: