Ser consecuente

Uno de los aspectos que provoca una mayor desconfianza o pérdida de credibilidad hacia una persona o una organización se produce cuando no existe concordancia entre lo que dice que se va a hacer y lo que realmente lleva a cabo y crece exponencialmente con la distancia que exista entre discurso y acción.

Si realmente quieres hacer algo distinto a lo que dices, cambia tu discurso y adáptalo a las nuevas circunstancias, podrá gustar más o menos, pero por lo menos se juega de manera transparente y nadie se siente traicionado, engañado o que le están tomando el pelo.

Lo mismo eres una persona que no gustas, ya que tienes que tomar decisiones que no son agradables o lo mismo no caes simpático, pero te respetarán si eres consecuente con tus actos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: