Desarrollo de software. Cuando mejoras y nuevas funcionalidades perjudican el producto

Lo fácil puede ser optar por la estrategia de tú me pides, yo lo hago. Sin embargo, la mejor estrategia es, tu pides, yo lo analizo, te comento los riesgos (si hay), tu decides y yo ejecuto.

Hay veces que el usuario o el cliente pide una funcionalidad, que lo mismo es algo accesorio o que no es importante, que lo mismo puede ser útil pero que al fin y al cabo no es necesaria para que pueda desempeñar sus tareas de manera más o menos eficiente a través del sistema de información. Ellos pagan, luego tienen la posibilidad de pedir, pero lo mismo se piensan dos veces una determinada petición si se les explica las “contraindicaciones” que tienen la realización de la misma.

Porque, ¿cuántas veces ha llevado la realización de una mejora o la implementación de una nueva funcionalidad a una versión peor del producto? si nos ponemos a pensar, es más que probable que cada uno tengamos varios ejemplos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: