Desarrollo de software. El propósito como motor

Uno de los problemas de que a los desarrolladores se les trate como ganado es que de esta forma es muy complicado que vean un propósito que les sirva como elemento motivador en su día a día. De esta forma solo ven tareas, una tras otra y nada más.

Un desarrollador puede ser productivo de esa manera, pero será menos consistente y más irregular, y tendrá que ser bastante fuerte para no dejarse vencer por la tentación de convertirse en un cumplidor o todavía peor en alguien que aparente cumplir (muchos más frecuentes estos últimos).

El desarrollo de software produce mucho desgaste porque los problemas no se terminan cuando sales de la puerta del trabajo sino que te lo llevas en tu cabeza y tardan en desaparecer (si es que lo hacen). Si detrás de esto no hay algo que te motive, te terminas convirtiendo en un robot.

El propósito no se toma en pastillas, ni se construye con cuatro gestos bien intencionados o de cara a la galería. El propósito es creer en un proyecto (es algo más amplio que un proyecto concreto de desarrollo de software), en una forma de hacer las cosas, en sentir de verdad que tu trabajo hace mejor y te hace mejor. Además debe alimentarse de un trato justo por parte de la organización porque de lo contrario se pierde equilibrio.

El problema de todo esto es que muchos gestores piensan que con el salario ya se ha conseguido todo y no es así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: