La responsabilidad vale dinero

Todos los trabajadores de una organización son importantes para el funcionamiento de la misma, por lo que desde mi punto de vista cada cual debe recibir una remuneración acorde a las tareas que realiza, a su productividad y a lo que ayuda a que la organización avance y progrese en su conjunto.

Pese a que lo he comentado en el párrafo anterior, lo vuelvo a hacer ahora, todos los trabajadores son importantes. No obstante, quiero hacer una matización, son importantes siempre y cuando cumplan con las tareas y obligaciones que tienen encomendadas en tiempo y forma.

Todos los trabajadores de una organización tienen asignadas una responsabilidad y en sí cada responsabilidad es importante porque forma parte del engranaje de esa maquinaria que es en sí una organización. Pero como en toda máquina no todas las piezas, pese a tener una responsabilidad específica, son igualmente importantes, ya que hay algunas que dejan de funcionar de manera adecuada o simplemente no funcionan, no tienen por qué hacer que la máquina deje de marchar, pero hay otras que si no van bien, hacen que la maquinaria se estropee o que funcione de manera irregular.

Esas piezas importantes que tienen, por tanto, una gran responsabilidad, porque de su trabajo depende que un área o departamento de la organización o la organización en su conjunto funcione, valen dinero, valen una remuneración acorde a esa responsabilidad, ya que un error o un acierto suyo tiene repercusiones sobre otros muchos y porque su ausencia, si se va a otra organización se va a notar durante un tiempo. Nadie es imprescindible, pero no todo el mundo es sustituible a corto plazo, ni dos personas son iguales.

Por esta razón, de la misma manera que digo en este artículo o he comentado en otros, que se tiene que pagar de manera justa a todos los empleados de una organización, tengan el puesto que tengan, tomando como base su productividad y resultados, también digo que aquellas personas cuyas tareas tengan un mayor grado de responsabilidad, también deben ver reflejados en su nómina un plus por ello, ya que el simple hecho de que de tu trabajo dependa el funcionamiento de un área y en consecuencia el trabajo de otros es un peso importante que se lleva encima y que trasciende en muchas ocasiones el ámbito laboral, ya que este tipo de preocupaciones, en demasiadas ocasiones, no se queda en tu mesa de trabajo, sino que viaja contigo a casa y por mucho que sepas desconectar del trabajo no siempre consigues aislarte de ese tipo de problemas.

La responsabilidad no está asociada a puestos de trabajo concretos, porque una cosa es el puesto de trabajo y otra es el trabajo real que se realiza en el mismo, por tanto, no se debe medir en base al nombre del puesto sino en relación a la responsabilidad real que se tiene, ya que puede haber veinte personas en la organización con el mismo nombre de puesto de trabajo, pero no todas ni de lejos, con la misma responsabilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: