Desarrollo de software. Antipatrón. Navaja suiza

Este antipatrón se basa en la utilización dentro de un mismo sistema de diferentes “clases de propósito general”, “clases hombre-orquesta” o “clases multicasuística” en las cuales están definidos una amplia gama de comportamientos con el objeto de poder ser utilizados por otras.

También es frecuente encontrarlo en implementaciones de componentes en los que se delegan funcionalidades de otros, con el objeto de dar un amplio rango de alternativas posibles al cliente.

El problema no es dar esas facilidades, sino que el problema se encuentra en la complejidad que se le añade al código como consecuencia de las mismas (generalmente alto acoplamiento, baja cohesión, alta complejidad ciclomática, etc…).

En el antipatrón “objeto todopoderoso“, la funcionalidad de la aplicación pivota generalmente sobre una de estas clases, mientras que en la navaja suiza se trata de diferentes clases (generalmente, de utilidad) que contiene el sistema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: