archivo

Archivos diarios: mayo 2, 2010

Hace poco le pregunté a un amigo que quién preferiría para su empresa, si un Xavi o un Messi. Él me respondió que realmente preferiría a aquel tipo de persona que permitiera complementar y hacer funcionar mejor el equipo del que disponía y que en este caso, en su organización había algunos Messi, pero que no se terminaba de explotar todo su potencial por la falta de Xavis que le dieran un orden y concierto a las actuaciones que se realizaban y que permitieran dinamizar el funcionamiento de todo. También me dijo que si tuvieras Xavis, pero le faltaran los Messis, también echaría de menos a estos, ya que este tipo de personas son las que permiten marcar la diferencia respecto a los competidores, ya sea por su carácter innovador o rompedor, como por su capacidad de extraer el máximo rendimiento a las diferentes ocasiones que se presenten.

De esta forma, no se trataba de elegir una opción u otra, sino de entender que en un equipo de proyecto o en una empresa, se trabaja en equipo y que las individualidades si bien pueden hacer que se destaque en uno u otro aspecto, es el colectivo el que permite conseguir resultados.

Esto implica que no se trata solo de tener Xavis o Messis, sino de tener un equipo, ¿acaso el Barça sería el equipo que es actualmente si Xavi y Messi estuvieran rodeados por jugadores de cuarta fila?, y además compensado y organizado, ¿acaso el Barça sería el equipo que es actualmente si Victor Valdés jugara de lateral izquierdo, Daniel Alves de portero, Messi de defensa central o Sergio Busquets de delantero centro?, y con posibilidades de mantenerlo y evitar que otros equipos con potencial y que son competidores directos se los lleven.