archivo

Archivos diarios: mayo 23, 2010

Si de un determinado programa no se reciben incidencias, consultas o quejas pueden pasar dos cosas: que está muy maduro o no se utiliza (o tiene un nivel de uso prácticamente marginal).

Por regla general y desde mi experiencia, cuando se dan este tipo de circunstancias, es la segunda opción la que prevalece, ya que los usuarios de un software que se utiliza siempre dejan tras de sí ruido, poco o mucho, pero ruido al fin y al cabo, y suele ser, además, directamente proporcional al número de usuarios que lo utilizan, la rotación de los mismos y la complejidad del sistema.

Por este motivo, cuando una de las aplicaciones que coordino no genera este tipo de tráfico lo tomo siempre como una señal de alarma ya que lo más probable es que haya algo que no terminase de ir bien, ya sea la aplicación, la gestión del cambio, las directrices de uso de la herramienta, la atención a usuarios, el proceso de mantenimiento correctivo y evolutivo o una combinación de esos factores y otros muchos que pueden intervenir.