Archivo

Archivos diarios: mayo 3, 2010

El enunciado de la Ley de datos de Ellison es el siguiente: “Una vez que los datos de una empresa se han centralizado e integrado, el valor de la base de datos es mayor que la suma de las partes existentes anteriormente.”.

En cierto modo este principio viene a afirmar varios aspectos que son conocidos por todos:

- Que la integración de la información y de los sistemas debe ser un objetivo a perseguir, evitando la implantación de aplicaciones que sean departamentos estanco. En este caso, hablo de integración y no de centralización, que es otra cosa. Es cierto que diseñar un sistema de información pensando sólo en él da muchas menos complicaciones que teniendo en cuenta los datos procedentes de otro y que se pueden compartir (realmente la complicación se basa principalmente en investigar si ese conjunto de datos nos lo puede proporcionar otro sistema de información o no y cómo puedo obtenerlo e integrarlo).

- Que los almacenes de datos bien diseñados y utilizando las correspondientes soluciones de explotación de datos permiten obtener una visión global del negocio o de un aspecto del mismo que no siempre se puede obtener directamente del sistema de información o es bastante complejo conseguirlo.

- Que la información en sí misma tiene menos valor que si se analiza teniendo en cuenta más variables o confrontándose con otros datos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.196 seguidores