archivo

Archivos diarios: abril 5, 2010

En mi organización tenemos aproximadamente 160 aplicaciones en producción, de las cuales, un buen número de ellas tiene tratamientos de mantenimiento correctivo y evolutivo. A esto hay que sumar que el número de personas que realizan las tareas de revisión de la calidad del proyecto de desarrollo de software es reducido en proporción al volumen de trabajo que entra y que además se van a redefinir sus funciones ampliando el alcance de las tareas que venían realizando hasta ahora, centradas principalmente en la instalación de las aplicaciones y parches en el entorno de pruebas (a partir de los fuentes que tenemos en SVN y de los artefactos que tenemos en Artifactory, haciendo uso de Hudson/Maven) y coordinación con los diferentes departamentos implicados y proveedores, la realización de pruebas funcionales y seguimiento de las incidencias detectadas en las mismas, coordinación entre Dirección de Proyectos y Departamento de Sistemas en el proceso de paso a producción, creación del tag correspondiente a la versión que se ha subido a producción en el SVN y coordinación con el responsable de Arquitectura en la subida de las librerías a Artifactory. A todo esto hay que añadir determinadas tareas adicionales que se les encargan en diferentes momentos y que requieren también el correspondiente esfuerzo.

La ampliación de las funciones que vienen realizando se va a centrar en los siguientes aspectos:

– Participación en fases más tempranas del desarrollo de software (no a partir de la entrega), con el objeto principalmente de perfilar junto a los proveedores y la Dirección de Proyectos, unos planes de prueba que se ajusten a las características de la aplicación que se va a poner en producción (ya sea una nueva o un evolutivo importante de otra anterior).

– Esta participación más temprana, podrá permitir además que asuman tareas de seguimiento, medición y control de la calidad del proceso.

– El montaje de un ecosistema de herramientas de pruebas que permita incrementar el rango de pruebas que se realizan (verificación estática de código, incrementar el volumen de pruebas relacionadas con la seguridad, accesibilidad, etc…), la automatización de determinados tipos de pruebas, integrar dichas aplicaciones entre sí y con el software utilizado en mi organización para la gestión de incidencias en el proceso de desarrollo (Mantis), etc…

– “Externalizar” en los proveedores de servicios de desarrollo de software la realización de determinados tipos de pruebas, proporcionándoles esquemas de verificación que deben seguir (algunos de los cuales se podrán evaluar de forma automática).

– Participar en la creación de una infraestructura que fomente la reutilización de artefactos y componentes de mayor nivel por parte de los sistemas de información.

– Definición junto al Departamento de Desarrollo y de Producción de mi organización del Plan General de Calidad de los proyectos de desarrollo de software, que junto al libro blanco de desarrollo y otras directrices de carácter general, regirán no sólo la dinámica de funcionamiento del equipo de calidad, sino del proceso de desarrollo en su conjunto.