Desarrollo de software. Ciclo de vida iterativo incremental

Este modelo de ciclo de vida es el que más de moda se encuentra de un tiempo a esta parte ya que es utilizado en diferentes metodologías relacionadas con la programación extrema y con estrategias ágiles de desarrollo de software.

El concepto es simple, el producto software se desarrolla por incrementos en el que cada iteración (incluida la primera) obtiene una versión funcional del producto, de esta forma el sistema se desarrolla poco a poco y obtiene un feedback continuo por parte del usuario.

En este modelo, en cada incremento se realizan las diferentes etapas de desarrollo de software, empezando por el análisis y terminando con la implantación y aceptación del sistema.

Tiene cierta similitud con el espiral, con la diferencia de que en este caso no se hace hincapié en el análisis de riesgos y si tomamos como referencia la variante Win & Win de Boehm, no tiene explícito el proceso de negociación bajo un prisma Ganar – Ganar entre las diferentes partes implicadas en el proyecto.

Las iteraciones no tienen por qué realizarse de manera secuencial, pudiendo haber varias ejecutándose simultáneamente siempre y cuando no existan incompatibilidades entre ellas (básicamente que se encuentren en fases distintas del proceso de desarrollo).

Este modelo de ciclo de vida es mi favorito, creo en él ya que estoy convencido que es el que más se aproxima a la realidad de un proyecto de desarrollo de software y sus contingencias. Tiene sus inconvenientes, como el hecho de que tal vez obtener una primera versión que se pueda considerar completa del producto puede tardar más en obtenerse y costar más que por ejemplo con un ciclo de vida en cascada, ya que en cada iteración se tiene en cuenta el feedback del usuario por lo que además de nuevas funcionalidades habrá modificaciones sobre lo de desarrollado en iteraciones anteriores.

No quiero decir con esto que el software necesariamente vaya a costar más de esta manera, ya que lo que hace es repercutir en el proceso de desarrollo parte del coste del mantenimiento, que recordemos que un autor como Robert Glass lo estima entre el 40 y el 80% del coste total del software.

Lo que sí se necesita son usuarios involucrados en el proyecto durante bastante tiempo y de manera constante, algo que no siempre es sencillo encontrar.

Pese a que es mi modelo favorito, sí que considero que es interesante tener una visión inicial del producto software más allá de las primeras iteraciones, ya que independientemente de que se definan una serie de metas intermedias creo que es interesante desde el inicio saber más o menos a dónde se quiere llegar.

About these ads
110 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.196 seguidores

%d personas les gusta esto: